noviembre 03, 2011

¿Qué podemos aprender de los gansos?


Muchas veces el ser humano tiene la salida a su propia comprensión en la naturaleza, la observación de su comportamiento y forma de vida de muchos animales nos podrían dejar grandes enseñanzas para descubrirnos a nosotros mismos desde dentro para  comprendernos y sobre todo al proyectarnos comprender a los demás.

Veamos lo que se interpreta del comportamiento de los gansos como enseñanzas a tomar:
1.    Al batir cada uno sus alas, crea una corriente de aire que eleva al que vuela atrás. Al volar en formación en “V”, la bandada puede volar más lejos que un ave volando sola.
Aprendizaje: Las personas que comparten una misma dirección y tiene sentido de equipo pueden llegar más rápido y más fácil hacia donde se dirigen porque viajan con la fuerza de todos,  los unos y los otros.

2.    Cuando un ganso se sale de formación, repentinamente siente el arrastre y la resistencia de tratar de volar solo y rápidamente regresa a la formación para tomar ventaja del poder elevador del ave que va inmediatamente al frente.
Aprendizaje: Si tuviésemos tanto sentido común como el ganso, nos mantendríamos en formación y estaríamos dispuestos a solicitar ayuda cuando fuese necesario, o a concederla.

3.    Cuando el ganso líder se cansa, rota hacia el final de la formación y otro ganso toma la punta.
Aprendizaje: Los gansos, a diferencia de nosotros, instintivamente comparten la tarea de liderazgo y no resienten al líder temporal.

4.    Los gansos en formación graznan desde atrás para animar a los que van adelante a mantener su velocidad.
Aprendizaje: Debemos asegurarnos que nuestro graznido desde atrás sea para animar y no para otra cosa.

5.    Cuando un ganso se enferma, es herido o muerto en vuelo, dos gansos salen de la formación y lo siguen hasta el suelo para ayudarlo y protegerlo. Ellos permanecen con su compañero imposibilitado hasta que le es posible volar nuevamente o hasta que muere. Entonces reinician el vuelo por si mismos, se unen a alguna otra formación o bien alcanzan a su bandada.
Aprendizaje: Si tuviéramos tanto sentido común como los gansos, también nos mantendríamos unidos en tiempos difíciles y ayudaríamos al que ha caído a recuperar su lugar en la formación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario